viernes, 22 de noviembre de 2013

ANTES DEL ANOCHECER (Before Midnight de Richard Linklater, 2013)

Tercera entrega de la comedia romántica que iniciara ya hace dos décadas Richard Linklater con la pareja formada por Jesse (Ethan Hawke) y Celine (Julie Delpy). Después del amor que surgió en Viena, en Antes del amanecer (Before Sunset, 1995), y de su segundo encuentro en París, en Antes del atardecer (Before Sunrise, 2004), los dos personajes —y los dos actores— vuelven a coincidir, esta vez en una isla griega.



La estructura de Antes del anochecer  sigue siendo similar a la de sus antecesoras, es decir un diálogo continuo entre Jesse y Celine dividido en un prólogo (con suspense incluido cuando Jesse se despide de su hijo en el aeropuerto y el público se pregunta ¿qué habrá sido de Celine? Algo que pronto tendrá respuesta) más cuatro actos que se desarrollan en el coche, en una comida con amigos, en un paseo por la isla y en el hotel. Hay repetición en la forma, pero no tanto en el fondo ya que ahora los temas se centran casi exclusivamente en la relación de pareja, de esa pareja.

Mientras entre las dos primeras cintas Jesse y Celine se pierden para continuar cada uno con sus vidas, entre la segunda y esta nueva secuela (que ya adelantamos: es tan buena película como las otras) hay una diferencia importante, en esos nueve años no han dejado de verse: Jesse se ha separado de su mujer y vive con Celine con la que ha tenido dos niñas gemelas. No es lo único que distingue esta tercera película de las anteriores, también lo es la presencia de personajes que interactúan con la pareja al menos en uno de los actos del largometraje, todo con el propósito de centrar la película en un sólo tema, en una sola pregunta: ¿es posible que el amor entre dos dure toda una vida?


  
Cuestión que preside la acción en especial en tres de las fases: la primera, en el coche, con un conato de discusión; la última, la del hotel, con un claro enfrentamiento; y la segunda, en la que los protagonistas comparten una comida con otras tres parejas que representan, casualmente, las tres etapas de la vida en común: jóvenes, maduros y ancianos. Allí se aborda el tema de las diferencias entre los hombres y las mujeres, se habla de los motivos de las separaciones, lo efímero de las relaciones, pero se remata con un emotivo caso de amor eterno. Todo bien dispuesto en la mesa para que el público saboreé la puesta en escena y opine también con su propia experiencia.

Evidentes diferencias que, sin embargo, incluyen una parte muy parecida a las dos primeras entregas, la que tiene lugar en el paseo por la isla. Los diálogos y la sucesión de largos travellings son un claro guiño a las cintas anteriores de la trilogía: Jesse/Ethan y Celine/Julie recuerdan diversos pasajes de Antes del amanecer y Antes del atardecer mientras suenan las notas de “A Waltz for a Night”, canción compuesta por la actriz para el segundo filme. Lo hacen con el registro de naturalidad que se le pide a una pareja que lleva varios años de matrimonio, pero también con la cooperación de los actores que ya han recorrido ese camino juntos en dos ocasiones anteriores y que, además, han participado en la elaboración del guión en lo que suponemos han sido unas sesiones de trabajo muy placenteras.

La trilogía de Linklater no decae, al contrario: sigue gustando por la frescura del experimento, tan bien expuesto por los dos actores; por la estudiada espontaneidad de los diálogos, que con dos películas a sus espaldas ya cuenta con la complicidad de un público fiel; y por la originalidad de la propuesta, que sigue abierta para que, quién sabe, dentro de nueve años volvamos a disfrutar, una vez más, con las conversaciones entre Ethan y Julie.



Ver Ficha de Antes del Anochecer.



15 comentarios:

  1. Me gustaron mucho las dos anteriores, la propuesta original y romántica. ésta tercera entrega no tanto asi que siento disentir. Sin ser mala no me acaba de entusiasmar. Excesivo metraje ( o a mí me lo pareció) Hay momentos buenos y el final está bien pero ella..agotadora.. no sé....esperaba más y mejor.
    Un abrazo Ethan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, sin embargo, me tienen ganado los tres (Linklater, Hawke y Delpy) para una cuarta entrega. Me pareció tan buena, y en ocasiones más completa, que las anteriores. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Ethan,

    A mí me gustó bastante que fuera rodada en un entorno tan bello. También la novedad de que interactuasen con otros personajes.
    Sin embargo, no me terminó de convencer. Tendría que revisarla para recordar los puntos que no me convencieron. En general, los personajes no me parecían los mismos. Jesse que era un gran romántico y había sido fiel a su primera mujer pese a la falta de amor se revela como infiel y mujeriego (no lo dejan claro, pero todo lo indica) con el amor de su vida, Celine. Celine tenía un temperamento fuerte, pero siempre creí que con un fondo noble e idealista. Sin embargo, en esta película cae en lo más bajo lanzándole a Jesse frases terribles. Frases que una vez pronunciadas no pueden retirarse y que permanecerán en la memoria de Jesse para siempre como un lastre para la relación (en el caso de que permanezcan juntos).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los personajes evolucionan después de haber convivido años juntos, las cosas ya no son como eran, hay una progresión desde el romanticismo de las dos primeras películas a la vida más real de esta tercera. Hay una lucha por que sobreviva la relación. A mí sí me gustó: ese romanticismo no perdura siempre, ahora hay que luchar por él: ya no están solos, tienen responsabilidades, pero intentan que vuelva la magia, que vuelvan momentos como los vividos.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. A mí me parece recordar que esa lucha para que sobreviva la relación y recuperar el romanticismo empieza al final de la película y es débil y casi completamente unilateral por parte de Jesse. Después de las cosas que le dice Celine que lo siga intentando es casi incomprensible. Si se estimará un poco a sí mismo habría empezado a hacer las maletas después de escucharla. La clave de que no lo haga quizás esté en las responsabilidades que mencionas (las dos hijas).
      No creo que lo "real" tenga que ser necesariamente tan sórdido, al principio de la película se exponen otros modelos de relaciones. Yo creo que la calidad de cada miembro de la pareja hace la calidad de la relación. Y Jesse y Celine en esta tercera parte no están a la altura en absoluto.

      Un abrazo

      Eliminar
    3. Bueno eso es precisamente lo que deja abierta la película. Creo que la lucha está presente a lo largo de toda la cinta, desde el conato de discusión al principio, en la comida, sobre todo, y al final, claro. Seguro que muchos quisieran que la relación entre ellos fuera la de Viena para toda la vida (la del paseo por la isla), pero por desgracia eso no es real. Es cierto que Celine se ha vuelto un poco histérica, ya veremos qué pasa. La relación no es perfecta, y la película no deja de ser buena porque quisieramos que esa relación fuera de otra manera. Me parece una evolución en la historia y ya tengo ganas de ver en qué queda todo. Para mí que Linklater ha vuelto ha conseguir otra peli redonda. Gracias por debatir y un abrazo!!

      Eliminar
  3. Ethan,
    me gustó tanto como sus antecesoras,aunque de las tres partes,mi debilidad sigue siendo "Antes del atardecer".
    Te enlazo la reseña que le dediqué por si quieres echarle un vistazo:
    http://historias-troyanas.blogspot.com.es/2013/07/antes-del-anochecer.html
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, ya creía que era el único al que le había gustado jajaja. Voy rápido a leer tu reseña que se me debió pasar. Por cierto, coincido contigo: le tengo especial cariño a "Antes del atardecer".
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Pues no, Troyana, no se me había pasado tu entrada: en su día te dejé un comentario con la promesa de verla. Pues ya la he cumplido :)

    ResponderEliminar
  5. Hace días que entre aquí pero no pude opinar porque mi explorador no me dejaba.
    Me sorprendió tu reseña y a la vez me agradó porque he visto las dos primeras y no sabía nada de la tercera. Digo que me sorprendió al ser pelis románticas en las que parece que no suceda nada excepto esa tensión y alargamiento ocasional de la relación. Ahora parece ser que sí, que por fin vamos a ver algo más real, aunque no quiero decir que las otras dos no lo parecieran. Precisamente lo que más me gusta es la naturalidad que emana de ellas.
    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que la frescura y la espontaneidad está muy conseguida y no decae a pesar de llevar ya tres cintas centradas en los mismos personajes y en su particular historia de amor. Saludos.

      Eliminar
  6. aunque esta tercera parte no es tan romántica como las anteriores y deja un sabor un poco agridulce al final, creo que es el final perfecto para una trilogía, pra mí, perfecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón: completa y complementa a las anteriores de la saga, pero quién sabe a lo mejor nos sorprenden con otra entrega más...
      Saludos y Bienvenida!

      Eliminar
  7. Acabo de ver por segunda vez la tercera.. La primera vez pensé que no me había gustado tanto como las otras dos. Ahora pienso que tuve esa sensación porqué no es tan idílica como las anteriores, es cruda, pero es increíble. Nadie habla del detalle del tema de las infidelidades. Que creéis? Se fueron infieles? Creo entender que no pero si es así, me hace polvo. No puedo entender un amor como el suyo con una infidelidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Linklater deja caer el tema de la infidelidad. No podía faltar en una película que trata sobre la relación en pareja. Creo que el director quiere dejar claro que Jessie y Celine son personas como todos nosotros y, por tanto, con errores y aciertos en sus vidas. La infidelidad es uno más de los elementos de los que se vale el realizador en su afán de presentarlos más reales en esta entrega. Si fueron o no infieles no importa demasiado, lo que realmente importa es que siguen enamorados a pesar de las dificultades y que tienen interés en seguir luchando por su amor, que se ha vuelto más humano, por así decirlo, con los altibajos propios de una pareja.
      Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...