lunes, 28 de abril de 2014

CINE EN TV: UNA MENTE MARAVILLOSA; CUMBRES BORRASCOSAS

Una mente maravillosa (A Beautiful Mind de Ron Howard, 2001). Russell Crowe, Jennifer Connelly, Ed Harris, Christopher Plummer. (Paramount Channel, miércoles, 30 a las 15:30)

Biopic del premio Nobel de Economía, John Nash, el creador del equilibrio que lleva su nombre y de gran parte de la teoría de juegos y negociaciones, aunque en la película queda claro que sus preferencias eran las matemáticas y que las aplicaciones económicas fueron producto de los usuarios de sus teorías.

La cinta se apoya en tres pilares principalmente: el suspense, la interpretación de Russell Crowe y la habilidad de emocionar de Ron Howard. Si bien, todas ellas se cumplen a medias dando lugar a un largometraje irregular. Veamos: el amago de thriller del guión no termina de cuajar debido a razones evidentes que no vamos a desvelar; Crowe se luce en un registro que logró perfeccionar fijándose en el propio Nash, pero baja de nivel cuando se olvida del papel que está interpretando y deja salir el ramalazo de héroe americano; y a Ron Howard le sucede algo parecido, como en casi todas sus películas, la cinta funciona cuando se desarrolla con cánones realistas, pero falla cuando roza lo comercial, en el peor sentido de la palabra.


A pesar de todo, el filme se llevó cuatro Óscar, entre ellos nada menos que el de mejor película -y pudo llevarse otros cuatro-. Siendo justos, los de fotografía y guión pueden ser merecidos, pero el de mejor actriz de reparto a Jennifer Connelly digamos que sorprende bastante.

En general, resulta una cinta interesante, con muy buena música del afamado James Horner (Titanic, Brave Heart, etc.) y correctos elementos técnicos. Una película que gustará a los fans de Russell Crowe —y que alertará a los muchos detractores de Ron Howard—, pero que sí, que se deja ver.


Cumbres Borrascosas (Wuthering Heights de William Wyler, 1939). Laurence Olivier, Merle Oberon (Paramount Channel, miércoles, 30 a las 10:15)

Cuidada producción de Samuel Goldwyn, que tenía predilección sobre las grandes adaptaciones literarias (ésta era su favorita). La verdad es que consiguió una de las mejores versiones que se han hecho sobre la célebre obra de Emily Brönte y las pasiones entre Cathy y Heathcliff (La de Buñuel le sigue muy de cerca: Abismos de pasión, 1953; otra notable es la de Jacques Rivette en 1985).


Lo más destacado de la película es la fotografía en blanco y negro del maestro Gregg Toland, que se llevó el Óscar. La tensión dramática también está muy conseguida, quizás debida a los continuos enfrentamientos entre Goldwyn y Wyler (“William Wyler la dirigió, pero yo la hice”); entre Olivier y Wyler (el actor se desesperaba con la minuciosidad en la realización del gran director); o entre Merle Oberon y el propio actor británico (después de una escena de amor, tras cortar la toma, Merle Oberon se volvió hacia Wyler quejándose de Olivier: “dígale que deje de escupirme”).



20 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí, hacia tiempo que no le echábamos un vistazo a la programación de televisión. Volvemos a nuestra sección algo abandonada.

      Eliminar
  2. A mi lo que más me gusta de "Una Mente Maravillosa" es Jennifer Connelly, los ojos verdes más bellos que hay en el cine. También mencionar al resto del reparto, Crowe y los estupendos Harris y Bettany. El problema es ese fallo tan común en los biopics de no profundizar verdaderamente en el tema en cuestión y dejar únicamente espacio al lucimiento del actor principal. Aún así queda como un muy interesante acercamiento a la esquizofrenia, pero Ron Howard tan solo consigue una buena cinta comercial (que ya es algo, todo hay que decirlo). De "Cumbres Borrascosas" hablamos otro día.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jennifer Connelly es muy guapa, creo que todos nos enamoramos de ella en "Érase una vez en América". Sin embargo, su actuación no destaca especialmente, al menos para mí. Es verdad lo del lucimiento personal, la verdad es que Crowe consigue a veces un esquizofrénico creíble.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Maravillosa versión de "Cumbres borrascosas". Olivier sigue siendo el mejor Heatcliff de la pantalla.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo, nadie como Olivier para dar esa fuerza al personaje. Jorge Mistral tampoco estaba mal en ese papel.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Si que resulta un poco irregular pero sin duda Crowe no hace un mal trabajo. Es un actor con mucho carisma y se mete bien en la piel del matemático.Ella es más bella que grandisima actriz pero digamos que resulta un atractivo más de la pelicula.
    La versión que reseñas de Olivier de Cumbres borrascosas que no he tenido (imperdonable) la suerte de ver(Wyler es uno de mis directores de cabecera por el número de películas que he visto y que me gustan)es una de mis asignaturas pendientes ,compararla con otras más recientes con Ralph Fiennes como Heathcliff seguramente jugará a su favor aunque ésta del 92 no está mal, nada que ver supongo, Laurence Oliver+Wyler, palabras mayores.
    Me ha hecho gracia eso que cuentas de la actriz Merle Oberon sobre que le escupia .. parece que recitar con tanto énfasis es lo que tiene jeje (alguna parodia he visto sobre esa "peculiaridad" de los actores que son muy "intensos")

    Un abrazo Ethan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la única película realmente redonda de Ron Howard, bajo mi punto de vista, es "Apolo 13". El resto suelen ser cuidadas producciones, pero con poca personalidad, muy enfocadas a la comercialidad del producto.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Me quedo con Cumbres Borrascosas en esta maravillosa versión.
    Con Una mente maravillosa me sentí a contracorriente, casi me pareció más una anécdota que una película. O mejor una sucesión de anécdotas.. pero claro, soy de gustos muy peculiares en cine
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tuviera que elegir entre las dos, yo también me quedo con la película de Wyler, sin dudar.
      Besos.

      Eliminar
  6. concuerdo con tu lectura sobre Ron Howard... es como una rica patata pero sin sal, entonces termina siendo insípida sin querer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy buena la comparación! Es un director al que no se le reconoce ninguna conexión entre sus películas, o dicho de otra manera, un realizador sin personalidad.

      Eliminar
  7. Coincido con tus apreciaciones sobre Una mente maravillosa. De Ron Howard me molesta el que todas sus películas parezcan minuciosamente calculadas para hacer un buen papel en la ceremonia de los oscars, y aquí se le nota también a Russel Crowe, que conservaba la musculatura de gladiador y eso le daba al científico pirado un aspecto extraño. A pesar de ello, es una película que entretiene, y me sumo a la opinión de que Connelly es realmente bella: ya lo era de niña bailando el Amapola lindísma amapola.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes razón, chirría un poco el aspecto de Crowe y aquel baile de Connelly siempre lo recordaremos mientras De Niro (y nosotros) la espiábamos.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Ethan,
    coincido contigo "Una mente maravillosa" a pesar de los premios,me pareció una película algo fallida.Aún así,el argumento en sí me sigue pareciendo interesante.
    En cuanto a "Cumbres borrascosas",ésta versión en concreto,me parece la mejor sin lugar a dudas.Por si tienes curiosidad,y quieres echarle un ojo,en su día,la reseñé aquí:
    http://historias-troyanas.blogspot.com.es/2012/04/cumbres-borrascosas.html
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leer tu reseña sobre "Cumbres borrascosas", sobre las pasiones y el amor fou de unos personajes eternos, y veo que sí, que te gustó bastante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Jejej, no conocía yo esas rencillas de "Cumbres borrascosas". Wyler es uno de mis favoritos, y no le salió nada mal llevar al cine esta historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo visto, Wyler era muy minucioso en todo lo que hacía, no hay más que ver los planos secuencia de sus películas tan perfectamente planificados. Eso le sacaba de quicio a Olivier. Sin embargo, Gregg Toland debía estar encantado con un rodaje estilo Welles.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Me gusta 'Una mente maravillosa' pero como biopic, no como thriller desde luego. Y coincido en que el Oscar para Connelly es incomprensible.
    Y yo soy de las que se queda con esta versión de 'Cumbres borrascosas'.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que reconocer que la forma de contar la historia, desde el punto de vista del matemático, es original y da pie a que haya cierto suspense, aunque luego se quede en nada...
      Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...